Siempre al pensar en redecorar o decorar por primera vez un inmueble completamente nuevo lo primero en lo que debes pensar es en tu presupuesto y como lograr hacer más con menos. No en todos los casos lo más caro es lo mejor o más duradero, y desde luego, no todo se adapta o es funcional de acuerdo con tus necesidades.

Al hablar de pisos laminados, estamos hablando de una opción que cumple efectivamente con lo que te mencionamos respecto al balance entre la calidad y el precio, pues además de ser un buen material, se encuentra en diferentes presentaciones; sin embargo, existe una serie de usos o prácticas que pueden reducir la vida útil de este tipo de suelos.

En este articulo te hablaremos de los pros y contras del piso laminado

Ventajas

  • La variedad de diseños y estilos.
  • Su facilidad de instalación.
  • Son una opción duradera.
  • Se puede instalar sobre muchas clases de subsuelos.
  • Regularmente son más económicos que una loza convencional.
  • Gran variedad de calidades.
  • Algunas marcas ofrecen varias décadas de garantía.
  • Son sencillos en cuestión de limpieza y mantenimiento.
  • Son un producto ecológico.
  • Son un producto hipoalergénico y antibacteriano

Desventajas

  • No son aptos para la instalación en exteriores o zonas con humedad excesiva o frecuente como los saunas.
  • Aunque parezca madera maciza, no lo es.
  • No se puede reparar. Si se astilla una lama o se deteriora una junta habrá que sustituirla.